Follow by Email

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La otra noche...

La otra noche vagaba por la Plaza del Desencanto y me encontré con un escritor bastante borracho... Claro que yo no le iba a la zaga. Le dije, muéstrame algo de tu obra y, como no teníamos fuego para encender un cigarrillo, hicimos una pequeña hoguera con sus papeles en blanco. Nos partimos de risa cuando un policía utilizó su mechero para alumbrar nuestros rostros y me dijo: Joder, te pareces un montón a Edgar Allan Poe. Creo recordar que entonces un cuervo salió volando... Nos dijimos los tres: Hace una noche estupenda.
Eso fue el pasado once de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario